Cesár Burguera: El Triunfo de Venezuela y Carabobo

«El 21 de noviembre ya forma parte de ese peculiar calendario patrio»

Cesár Burguera, abogado, columnista y analista político compartió un articulo de opinión en Noticiero 52 sobre el triunfo del gobernador Rafael Lacava en su reelección a la gobernación de Carabobo en las pasadas elecciones estatales y municipales del 21 de noviembre:

El inolvidable 21N

En estas mismas líneas llegábamos a indicar que el 21 de noviembre se convertiría en una fecha histórica y que quedaría, de manera perenne, impregnada en el sentir del colectivo nacional. El 21N ya forma parte de ese peculiar calendario patrio, de ese pasional almanaque que signará inevitablemente el futuro de nuestro país. Fue el día de un proceso electoral donde se terminó por consagrar la añorada posibilidad de configurar, entre todos, el fascinante trayecto por donde transitará nuestra nación. Esta categórica victoria de Carabobo en los recientes comicios electorales fue refrendado, contó con el blindado aval de la activa participación del común, del ciudadano, de importantes sectores de la región que interpretaron que era la precisa coyuntura para ratificar su inalterable compromiso e incondicional apoyo con esa dinámica gestión gubernamental que se desarrolla en este territorio bajo la singular óptica de Rafael Lacava, protagonista y referencia dentro del escenario nacional. Igualmente todo un pueblo logró manifestar, a través del sufragio, su plena vocación de defender lo obtenido, lo alcanzado en los últimos años. En definitiva es haber sido testigos de una verdadera irrupción de ese sólido sentido de pertenencia. Es tener la sensación de llevar a Carabobo en nuestras alforjas como inigualable patrimonio espiritual.

Presente y futuro
Pero vayamos directamente a las indiscutibles cifras, a los contundentes porcentajes anunciados por el CNE. Rafael Lacava obtenía el 54,94% de los sufragios y de esa manera se convertía en el candidato a gobernador de la revolución con el mayor apoyo o soporte popular a lo largo y ancho del país. Igualmente asumía la satisfactoria condición de ser el primer gobernador del chavismo en ser reelecto en esta histórica entidad federal. A través del arraigado liderazgo de Lacava se logra obtener, en un solo evento electoral, doce de las catorce alcaldías ante la mirada impávida de toda una oposición que solo mostraba esa irremediable ineficiencia y consecuente improvisación que los tendrá que conducir a una urgente depuración para dar paso a un renovado mensaje con nuevos rostros. Carabobo se merece y reclama una oposición a la altura para asumir conjuntamente los supremos objetivos que están destinados para este medular y céntrico estado. Por otra parte surgía del definitivo boletín del CNE que la descomunal diferencia u abismal ventaja entre el reelecto primer mandatario de Carabobo con su más cercano contendiente era de más de 30%, lo que se constituye en un verdadero revolcón que quedará sellado e impreso como insustituible recuerdo en el superior recinto de nuestras memorias. Nuevamente se logró holgadas victorias en relevantes municipios como Valencia, Naguanagua y Los Guayos que proclamaron su indeclinable compromiso de continuidad, serán Julio Fuenmayor, Ana González y Mervelis Moreno contando con el permanente e incondicional apoyo de Rafael Lacava en su incansable labor de seguir confeccionando el sendero, pero igualmente estarán presentes 3 extraordinarios dirigentes con plena vocación social, adheridos desde siempre al irremplazable liderazgo, como lo constituyen Alejandro Marvez, Gustavo Gutiérrez y Miguel Burgos que se convierten en principales soportes y garantía para asegurar el tránsito gubernamental de estos capitales ayuntamientos.
La inclemente derrota
Lo ocurrido el pasado 21N es la prueba fehaciente de ese efectivo y afectivo pacto entre Rafael Lacava y todo un pueblo. De nada valieron el constante insulto, la diaria ofensa y la cotidiana amenaza que encontraban ágil resonancia en diferentes portales informativos, programas radiales o agencia de noticias cuyos propietarios y conductoras creyeron que podían modificar del destino de Carabobo con su bien remunerada vocación de pervertirse ante su mórbido tratante. La frustración y el desengaño suelen tener efectos demoledores cuando arriban abruptamente a determinadas edades.Mientras tanto se producía la melancólica marcha, que a modo de despiadada letanía, con su luctuosa y oscura vestimenta, realizaban acongojados la consecuente pléyade de ilustres pavosos. A lo lejos se lograba divisar a punto de romper en llanto, aquel “Dopado Caminante” relegado a remotas posiciones, lentamente hacían el recorrido las compungidas lloronas con su velo o mantilla para ocultar su pena, se confundían en un solo alarido la edil, el danzante alumno y el púgil docente. Amengual con su “descomunal” votación se aferraba a las manos de José el “Hotelero”, aquel audaz empresario siempre dispuesto para acometer cualquier estafa. Aparecía el achacoso y frustrado “columnista” que aun no perdona que nuestra UC y sus principales autoridades se hayan pronunciado por la opción del reencuentro y coincidencia que encarna Rafael Lacava y para finalizar este fúnebre trayecto se exhibían afligidos los iluminados miembros del vapuleado comando de campaña, que no cesaban en señalarse culpas y responsabilidades “Que terquedad, te dije que Lacava no perdía”, “Nos dejamos seducir por esa raquítica y enclenque manito de la MUD”. Después del 21N el candidato derrotado, la vapuleada víctima del inédito revolcón prepara equipaje con todo sufamiliar séquito o clan para el retorno a su cómoda estancia en el extranjero. Por ello surge la exigencia a Enzo Scarano para que permanezca en Carabobo, ya que resulta mucho más rentable y ahorrativo mantenerlo en moneda de curso legal en el país que continuar con la perversa obligación del alcalde León Jurado de seguir enviándole mensualmente en verde divisa los recursos para su manutención y que deberían ser invertidos en el municipio San Diego. Finalmente sería desleal no hacer mención en esta entrega del destino final del “Jefe Cachón”, el que pretendía ser jefe de campaña y que diariamente celebraba una supuesta victoria que indicaban “irrefutables” encuestas como aquella de la empresa “MetaPata”. Abatido por la felpa electoral, llegaba a sentir nuevamente y a manera de cruel réplica la introducción de aquel “Medio Metro” de encaje negro que lo sigue asechando desde aquel infiel episodio del pasado. Vuelve la consecuente gramola para acompañar su desgarradora voz que trataba de entonar el inolvidable tango “Adiós, muchachos, compañeros de mi vida. Barra querida de aquellos tiempos. Me toca a mí hoy emprender la retirada. Debo alejarme de mi buena muchachada”. Y esa es la verdad.
EU

 70 Total vistas

Radio Costa FM

Deja tus comentarios